Ir al contenido ↓ Ir al menú ↓


Búsqueda

Seleccione el tamaño de letra que desea para la página:


Lunes 27 de marzo de 2017


Situación actual en la web:
Villaluenga del Rosario > Turismo > Patrimonio > Monumentos > Plaza de Toros

Plaza de Toros

PLAZA DE TOROS

Construida sobre roca en piedra seca representa uno de los más bellos cosos taurinos al estar rodeado de un impresionante paisaje natural. Se sitúa esta plaza en un extremo del pueblo, de la calle Moreno de Mora, enclavada en los relieves de la Sierra del Caíllo. Presenta una planta con forma prácticamente octogonal, contando con unas dimensiones aproximadas de ruedo de 35,00x30,00 metros, excepto en el tendido sureste que presenta una anchura de 7,50 m. Se halla exenta de construcciones en todos sus lados.

Superficie del solar: 1.682,00 m2

Superficie construida: 612,00 m2

No hay documentación escrita acerca de la fecha de su construcción porque los archivos municipales ardieron en 1936, se sabe que es muy antigua, y la más vieja de la provincia de Cádiz. La prueba no es, solamente porque no es totalmente redonda, signo de plaza antigua, sino que además hay documentos que prueban su existencia en 1.792, según consta en un acta de deslinde de una Cañada pecuaria que discurría por la Manga de Villaluenga o “Campobuche” el día 22 de Noviembre de ése año, si bien en el deslinde y amojonamiento de cañadas efectuado en el año 1792 se dice textualmente:

“En veintidós de Noviembre de este repetido año (1792) el Sr.Corregidor, Sres. Diputados, Peritos, Agrimensor y demás comitiva se constituyeron en la boca de la Manga para continuar la diligencia de apertura de Cañada y con afecto por los mozos que acompañan con picos se estampó una cruz en una piedra nacida en la entrada de la Manga y frente de la Sierra de la derecha…continua la Cañada por cima de la plaza de toros de Villaluenga.. otra en la pared y sigue adelante por detrás de Villaluenga contra el Tajo y llegando a la Sevadilla se puso una cruz en una piedra del tajo, y las casas, más adelante en dicha sierra se puso otra cruz y frente a la plaza de toros; más adelante en otro peñón grande…” por lo que se puede presumir que su construcción es mucho más antigua.

 

Plaza toros 1

 

 

 

 

1914

 

Exteriormente, la obra, que responde en su resolución constructiva al esquema clásico tradicional de este tipo de realizaciones, se presenta como una consecución sólida y de gran belleza formal.

Plaza toros 2

 

 

 

 

1943

 

Se observa que el sistema estructural está compuesto por dos muros perimetrales de fábrica de piedra con un espesor medio de 1,00 metro y una altura de 2,00 metros en el muro interior y 3,50 metros en el exterior, existiendo un desnivel medio entre el nivel del ruedo y de la calle de 2,00 metros.

Antes de 1960 la plaza carecía de cerramiento exterior y las gradas no la rodeaban por completo. Éste es el aspecto que presenta en el lienzo del pintor Francisco Prieto Santos, que la pintó dos veces en 1948, un lienzo de 0,80 x 1 y un dibujo a lápiz sobre un papel de 0,23 x 0,29, ambas piezas las posee la familia del artista.

Realizada con muros de piedra y reformada en varias ocasiones para su mantenimiento o mejora. Una de ellas consistió en la sustitución del muro de ladrillo que se le había añadido en anteriores reformas, por piedra seca y descubierta, este material calizo sin recubrir, sacado de la misma Sierra del Caíllo a cuyo pie se extiende el casco urbano de la población, característica que confiere a este coso su singularidad y pintoresquismo.

Las actuales gradas están construidas en 1965, en piedra.

Entre los dos muros existe un relleno y sobre el mismo existe una losa de hormigón para formación de gradas, excepto en el tendido sureste que se le han agregado 3,00 metros de losa inclinada de hormigón armada apoyada en muros de piedra de 0,50 metros de espesor realizándose la formación de asientos con la misma piedra.

En la última reforma realizada se han llevado a cabo obras de adecuación y ampliación del graderío con la reposición de piezas desprendidas, ejecutándose con muros de mampostería silícea a dos caras vista, y reparando la pavimentación mediante solera de hormigón armado. Bajo estas ampliaciones se encuentra una sala con uso de Museo, taquillas, cuadra de caballos y enfermería.

Así mismo se han realizado trabajos de dotación de alumbrado del ruedo mediante cuatro torres de focos de 2000 w de halogenuros metálicos, que posibilitarán el uso nocturno.

El piso es de tierra y sólo cuenta con dos chiqueros o toriles opuestos a la puerta de cuadrillas que se abre a la calle, careciendo de patio. Es un coso modesto pero de un aspecto muy pintoresco y agradable, exento del mínimo ornato, de un piso de altura y rodeado de una andanada de 1,70 metros.

Entre los tendidos de piedra aparece algún que otro peñasco, como si la sierra aflorara entre las viejas piedras de la plaza. Dispone actualmente de tres puertas de acceso peatonal que comunican las gradas directamente con el exterior, además de otra que accede a un espacio reservado a palco en el que se organiza la presidencia del festejo, aparte de puertas de mayores dimensiones para acceso de vehículos o similares.

Destaca por carecer de callejón y por sus curiosos burladeros o garitas, incrustados en el muro. Dichos burladeros tapan un especie de garita u hornacina en el que se guarecen los diestros cuando son acosados por las reses, estos refugios o troneras son únicos en las plazas de la provincia. Otra peculiaridad radica en que, careciendo de callejón, los estribos son piedras o losas sobresalientes del muro del ruedo.

Es la única plaza de la provincia que no es redonda, tiene forma de trapecio con esquinas ochavadas, aunque ofrece un golpe de vista rectangular. La arena mide treinta y seis por cuarenta y un metros y puede aforar hasta tres mil espectadores.

Aunque se dice que cuenta con el aforo más grande del mundo, esto es, porque su coso, debido a la situación de la localidad, al pie de la gran mole rocosa del Caíllo, puede contemplarse desde lo alto de esta Sierra. La antigüedad de la edificación y su sencillez, la hacen acreedora de una especial protección y conservación.

Por ella han pasado grandes figuras del toreo, tanto del mundo taurino antiguo como del actual, así como Cayetano Ordóñez, "el Niño de la Palma", "Venturita", "Limeño", "Paco Ojeda", Álvaro Domecq, Fermín Bohórquez, Jesulín de Ubrique, Ortega Cano, Javier Conde, Finito de Córdoba, Manuel Díaz “El Cordobés”, los hermanos Galán y muchos otros.

   

Plaza toros 3Plaza toros 4Plaza toros 5Plaza toros 6

 

 



Destacados


Ir al comienzo ↑